prucommercialre.com


¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a lidiar con la muerte de un amigo?

Es poco probable que un niño va a hacerlo a través de la infancia sin experimentar la muerte. Cuando el paso es inesperado, puede ser un reto para darle la noticia a un niño. Un niño muy pequeño, que nunca ha de experimentar la muerte de un amigo, mascota o ser querido, puede no saber cómo reaccionar ante este tipo de noticias.

Los niños a menudo quieren saber lo que significa morir. Para los niños pequeños, puede ser indicación explicando que físicamente, la muerte es un proceso en el que el cuerpo deja de funcionar. El uso de eufemismos como pasar o se fue a dormir no se recomiendan, ya que pueden causar que el niño tenga la preocupación de que podrían morir accidentalmente en su sueño.

Los niños también pueden querer saber lo que le sucede a un cuerpo después de que alguien muere. De hecho, pueden hacer preguntas que pueden resultar chocantes para un padre. Ita € s considera mejor para tratar este tipo de preguntas con hechos precisos sino simples.

Incluso con una explicación, después de la muerte de un amigo, los niños pueden no ser capaces de comprender que un amigo realmente se ha ido. Si la familia cree en alguna forma de vida futura, esto puede resultar reconfortante o desconcertante. Los niños que creen en Dios pueden encontrarse preguntándose por qué Dios causó la muerte. No hay una buena manera de acercarse a este, excepto para asegurar al niño que él o ella está a salvo.

Por lo tanto, la muerte de un amigo es básicamente el principio de muchas conversaciones, algunos hechos, algunos espiritual y algo emocional. Es altamente probable que esa forma de duelo un childâ € s es bastante diferente de la respuesta de un adulto. Los niños no pueden llorar, o puede que no quiera hablar de ello. Pueden pensar en ello mucho tiempo y tienen seis preguntas meses en el camino. Conversaciones sobre lo que significa morir pueden tener que repetirse.

El carácter abierto de niño oneâ € s de estas conversaciones es absolutamente clave. En lugar de esperar a un niño a sentir una cierta manera, él o esperar que ella se sienta muchas maneras diferentes. Un niño que experimenta la muerte de un amigo puede actuar, o conseguir tristes a veces años después de la muerte. Alternativamente, pueden no derramar una lágrima, porque simplemente no pueden comprender el tema.

Puede ayudar a consultar a otros padres o con un consejero de la pena si se siente incapaz de responder a las preguntas de su childâ € s. Consejeros de pena pueden ayudar a uno de navegar a través de la crianza de esta trágica experiencia. Cuando sea necesario, un niño puede beneficiarse de algunos servicios de apoyo emocional individual o de terapia de juego también.

Los niños mayores pueden reaccionar de manera diferente a la muerte de un amigo que un niño más pequeño. De hecho, los adolescentes a menudo dona € t quiere hablar de sus sentimientos con los padres. Puede que se sientan más cómodos discutiendo sus ideas con sus pares. Cuando la muerte es sentida por la comunidad escolar, por ejemplo, las escuelas a menudo son excelentes para proporcionar servicios de apoyo emocional y apoyo a los estudiantes en los meses que se avecinan.

Si bien es importante dejar a un adolescente que usted está disponible para ellos, ita € s también importante respetar su espacio si dona € t quiere hablar de sus sentimientos. No es prudente tratar de forzar una discusión con un adolescente. Uno puede, sin embargo, iniciar el asesoramiento familiar si la muerte afecta a todos los miembros de la familia.

Sin embargo, uno debe buscar señales en el adolescente de la depresión continuada. A veces los amigos cercanos pueden imitar a la muerte de un amigo. Esta es una situación peligrosa, y requiere vigilancia. En caso de que un adolescente parecer después de unos meses no se recuperan del todo, el asesoramiento sin duda debe ser considerado.

Algunos padres sienten que shouldnâ € t muestran sus propias emociones sobre la muerte de un amigo para los niños. Sin embargo, los psicólogos a menudo sienten que esto es un error. Mientras gritos exagerados y llorando podría hacer que el niño se preocuparon, lágrimas naturales y sentirse triste delante de los niños pueden ayudar a él o ella entender que ellos también pueden llorar o sentirse triste. Los padres y amigos enseñan una lección para toda la vida acerca de cómo las personas se lamentan cuando se encuentran con la muerte. Respondiendo sin emoción bien puede enseñar al niño que la reacción emocional es inaceptable.

  • Un niño que experimenta la muerte de un amigo puede actuar mucho después se ha producido la muerte.
  • Podría ayudar a consultar a un consejero de la pena de entender la mejor manera de ayudar a un niño a lidiar con la muerte de un amigo.
  • Los niños pequeños pueden no saber cómo reaccionar ante la noticia de la muerte de un amigo.
  • Los niños pueden tener un momento especialmente difícil lidiar con la muerte de un amigo.