prucommercialre.com


¿Cómo tratar las ampollas para perros?

Ampollas perro pueden ocurrir en las patas, en la boca, y en otras partes del cuerpo del animal. El tratamiento específico para esta enfermedad dependerá de la causa subyacente. Un simple blister puede ser capaz de ser tratado con un ungüento antibiótico, mientras que para otros se necesitará un antibiótico.

Las almohadillas de los pies de un perro se utilizan constantemente, y que son especialmente susceptibles a irritaciones de la piel. Ampollas de perro en esta parte del cuerpo se pueden atribuir a caminar sobre terreno irregular o caminar por la calle cuando hace calor. Este tipo de ampolla puede estar intacto o estallado, dejando a la oferta subyacente de la piel expuesta.

Estos tipos de ampollas se pueden tratar lavando el área con un producto antibacteriano. Si un colgajo de piel se ha desarrollado, se debe dejar solos o cuidadosamente removido por un veterinario para evitar una mayor irritación. La pata debe ser envuelto con un vendaje limpio para mantener la suciedad fuera de la herida, ya que es la curación.

Otros ampollas en los perros pueden ser el resultado de irritaciones de la piel debido a las alergias. La piel en la zona afectada puede ser rojo o criado en apariencia. El perro puede estar rascando en esta zona, que sólo servirá para irritar aún más. Un veterinario tendría que realizar pruebas para confirmar que la condición. Una vez que una alergia se ha diagnosticado, el veterinario puede recomendar que se utilizan medicamentos como esteroides o antihistamínicos.

Quistes llenos de líquido pueden aparecer en la piel del perro. Si revientan, pueden verse como ampollas. El propietario debe considerar la posibilidad de que el perro examinado por un médico para determinar si son quistes o ampollas perros resultantes de otra condición médica. Los quistes pueden necesitar ser drenado como parte del tratamiento.

Ampollas de perro en la boca del animal pueden ser una causa de preocupación. Este tipo de problema de salud puede ser preocupante para los propietarios, pero la presencia de una ampolla no significa necesariamente que los crecimientos son cancerosos. En muchos casos, se pueden remontar a un virus.

Si las ampollas cambian de tamaño y forma con el tiempo, esto puede ser una señal de que no son cancerosos. Una pequeña muestra de tejido se puede quitar para una biopsia. Cualquier ampolla perro que el dueño le preocupa deben ser prestados por un veterinario. La condición subyacente necesita ser diagnosticado de manera que el perro pueda recibir el tratamiento adecuado.

  • Los veterinarios pueden sugerir medicamentos para tratar ampollas perro.
  • Caminar en clima caliente o en terrenos difíciles puede causar ampollas perro.
  • La comezón puede indicar ampollas causadas por una alergia.
  • Irritaciones de la piel se encuentran entre las causas de las ampollas en los perros.
  • Las almohadillas de los pies de un perro se usan constantemente y son propensos a la infección.