prucommercialre.com


¿Cuál es la conexión entre el alcohol y la ira?

Consumo de alcohol y el abuso puede conducir a la ira, la agresión, e incluso la violencia en una amplia gama de situaciones diferentes. La relación específica entre el alcohol y la ira es muy compleja y puede variar drásticamente de una persona a otra. Algunas personas simplemente se enojan y agresivos cuando están intoxicados, independientemente de la frecuencia con la que consumen alcohol o abuso. La intoxicación también lleva a algunas personas a expresar la ira que de otra manera ocultar el fin de evitar la confrontación. Las personas que son dependientes del alcohol, por otro lado, a menudo se enojan cuando no consumen alcohol durante un período prolongado de tiempo o cuando los amigos o la familia tratan de decirles que tienen problemas con el alcoholismo.

El vínculo entre el alcohol y la rabia varía drásticamente de una persona a otra. Algunos individuos pueden mantener la calma o incluso llegar a ser más contenido cuando intoxicado. Otros pueden lanzar en cólera irracionales o participar en actos no característicos de la agresión y la violencia.

La relación entre el alcohol y la ira se puede ver más claramente en los que se enojan cuando intoxicado. Algunas personas que normalmente parecen tranquila y serena cuando está sobrio puede enojarse y fácilmente provocaron al intoxicarse. El alcohol puede hacer que los individuos que ya son comúnmente enojado y agresivo para expresar la ira aún más y ser aún más fácilmente provocado.

En muchas personas, especialmente aquellos que abusan regularmente y son dependientes del alcohol, la relación entre el alcohol y la ira sólo se hace evidente después de un período de tiempo sin alcohol. Aquellos que se hacen en estado de embriaguez todos los días o varias veces a la semana pueden enojarse y beligerante si no pueden, por cualquier razón, se intoxican.

En muchos casos, los abusadores de alcohol dependen de ella para proporcionar una apariencia de estabilidad emocional. Cuando no está disponible, que pueden llegar a ser muy irritable, depresión, enojo, y posiblemente violento. Algunos de estos individuos también pueden enojarse si alguien, incluso los amigos cercanos y familiares, enfrentarlos de sus problemas con el alcohol.

Diferentes personas usan una variedad de métodos para manejar sus problemas con el alcohol y la ira. Algunas personas, al reconocer que tienen problemas, recurren a Alcohólicos Anónimos o clases de manejo de la ira o alguna combinación de los dos. Otros encuentran un poco de ayuda con el alcohol y la ira de la religión y de los grupos de apoyo basados ​​en la iglesia. Todo esto requiere, en primer lugar, la admisión de que uno tiene un problema. Los problemas con el alcohol y la ira rara vez mejoran por sí solos, y la solución de esos problemas requiere un alto grado de compromiso y ayuda externa.

  • Algunas personas que están en calma cuando está sobrio pueden enojarse y fácilmente provocado cuando intoxicado.
  • El consumo de alcohol con frecuencia intensifica las emociones.
  • En algunos casos, los abusadores de alcohol dependen de ella para proporcionar una apariencia de estabilidad emocional.
  • Los que experimentan ira bajo los efectos del alcohol pueden ser más propensos a actuar de forma violenta, como entrar en una pelea.
  • Cualquier relación entre el alcohol y la rabia varía de persona a persona.
  • Algunas personas usan el alcohol como un mecanismo de defensa para hacer frente a la ira embotellada.