prucommercialre.com


¿Cuál es la conexión entre la vesícula biliar y sistema digestivo?

Existe una relación fundamental entre la vesícula biliar y el sistema digestivo. La vesícula biliar recibe y almacena un líquido llamado bilis. La bilis es liberada durante la digestión para ayudar con la descomposición de las grasas. Sin la vesícula biliar, la gente tendría más dificultades para digerir adecuadamente las grasas que consumen.

Mucha gente dona € t reconocerán fácilmente el vínculo entre la vesícula biliar y el sistema digestivo. Este pequeño órgano con forma de lágrima es sólo alrededor de 3 pulgadas (alrededor de 8 cm) de largo y se encuentra en el cuadrante superior derecho del abdomen, debajo de las costillas y detrás del hígado. Aún así, tiene un papel importante que desempeñar.

La vesícula biliar está conectado a el hígado y el intestino delgado por algunos canales, llamados conductos en forma de tubo. El hígado tiene la tarea de limpiar las toxinas del torrente sanguíneo. La resultante subproducto del proceso de toxina-limpieza y filtrado el € LIVERA s es una sustancia llamada bilis. El exceso de bilis que es producida por el hígado se transfiere a la vesícula biliar a través de un conducto, donde se almacena entonces para su uso posterior.

Es debido a este almacenamiento bilis que la vesícula biliar y el sistema digestivo están conectados. El cuerpo humano necesita bilis para digerir las grasas, pero la bilis a medida que entra originalmente la vesícula biliar contiene un exceso de sustancias que reducir en su eficiencia. La vesícula biliar lleva la bilis que se almacena dentro y lo condensa eliminando el exceso de sal, colesterol, agua y minerales, por lo que es más eficaz para romper la grasa. Cuando una persona consume alimentos que contienen grasa, se envía un mensaje al sistema de la vesícula biliar y del aparato digestivo, y la bilis se libera en el intestino delgado para hacer su trabajo.

La vesícula biliar y el sistema digestivo son susceptibles a diversas condiciones y enfermedades que pueden afectar negativamente a este proceso. Por ejemplo, a veces los minerales extraídos de la bilis se cristalizan y se solidifican dentro de la vesícula biliar, formando lo que se conoce como cálculos biliares. Si las piedras son lo suficientemente grandes, pueden bloquear los conductos biliares principales de la vesícula biliar hasta el intestino delgado o desde el hígado hasta la vesícula biliar, restringiendo así el flujo de bilis. En otros casos, la propia vesícula biliar puede infectarse o inflamada, lo que puede afectar negativamente a su capacidad para almacenar y liberar la bilis.

En muchos casos, los problemas con la vesícula biliar pueden ser manejados por la medicación e intervención quirúrgica. En otros casos, sin embargo, los médicos podrían recomendar que se extirpa la vesícula biliar. La gente puede sobrevivir sin este órgano, pero por lo general tienen que cambiar sus estilos de vida para compensar la falta de un vínculo entre la vesícula biliar y el sistema digestivo. Por ejemplo, un paciente que ha tenido una vesícula biliar eliminado o dañado por enfermedad crónica deben monitorear constantemente la ingesta de alimentos ricos en grasas. Además, podrían ser obligados a tomar ciertos suplementos para ayudar con la descomposición de la grasa durante la digestión.

  • Las personas con cálculos biliares deben evitar los alimentos grasos.
  • A la vesícula biliar sano y uno con cálculos biliares.
  • La vesícula biliar libera bilis que se utiliza para descomponer las grasas en los alimentos.
  • La vesícula biliar está conectado a el hígado y el intestino delgado por los canales en forma de tubo.