prucommercialre.com


¿Cuán efectivo es rifaximina para la encefalopatía hepática?

La rifaximina para la encefalopatía hepática ha demostrado ser una medida eficaz para el tratamiento, por lo que los profesionales médicos prescriben este antibiótico en respuesta a esta afección hepática. La rifaximina es un antibiótico único en que muy poco es absorbido por los intestinos si se ingiere, lo que significa que las concentraciones bajas terminan en el torrente sanguíneo. Esta característica no sistémico no es común entre los antibióticos, la categorización de la rifaximina en una clase conocida como basada en la rifamicina, antibióticos no sistémicos.

Mientras que la rifaximina para la encefalopatía hepática es un tratamiento para esta enfermedad potencialmente mortal, el otro método más utilizado es la lactulosa. Ambos están dirigidos a la prevención de la liberación de toxinas en los intestinos. La rifaximina no se utiliza estrictamente para esto, sin embargo, y los médicos prescribir también para la diarrea del viajero y otras condiciones resultantes de bacterias.

La encefalopatía hepática se define como la aparición de confusión, pérdida de conciencia, coma, u otros estados de conciencia comprometida como resultado de la insuficiencia hepática. Este fallo puede ser provocada por una variedad de causas. Cuando falla el hígado, las sustancias tóxicas que normalmente se eliminan del cuerpo en vez siguen en aumento en la concentración en la sangre. Estas toxinas entonces viajan por todo el cuerpo a través del sistema circulatorio, causando la inflamación en otros órganos. Esta inflamación, en muchos casos, perjudica su función, lo que conduce a los síntomas de la encefalopatía hepática, incluyendo el potencial para la muerte.

La mejor manera de tratar este trastorno es atacar los factores que lo causan. Así es como la rifaximina para la encefalopatía hepática es eficaz. Si las bacterias es el culpable de la insuficiencia hepática, el uso de rifaximina para la encefalopatía hepática puede dar lugar a su reducción y una inversión de la causa. Si prescrito y utilizado correctamente, puede trabajar para curar la enfermedad.

Si la fuente de la encefalopatía heptic, sin embargo, no es de naturaleza bacteriana, a continuación, rifximin para la encefalopatía hepática no será eficaz. Aunque bacteria es una causa muy común de esta condición, también hay muchas otras fuentes posibles a considerar. Por esta razón, la rifaximina para la encefalopatía hepática no es el único tratamiento prescrito.

Hay, por supuesto, los efectos adversos que potencialmente pueden presentarse cuando se utiliza la rifaximina para la encefalopatía hepática. Ninguna sustancia tiene sólo un efecto en el cuerpo, y los médicos y los pacientes deben tener la posibilidad de daños en cuenta antes de usar. La mejor manera de evaluar si un paciente debe tomar el fármaco es consultar con un proveedor médico.