prucommercialre.com


¿Pueden los bebés escuchan ruidos en el vientre?

Por aproximadamente la semana 23 de gestación, los bebés son capaces de oír el ruido en el útero. Pueden escuchar los sonidos del funcionamiento del cuerpo de su madre, como el corazón y el sistema digestivo. Aunque el sonido es amortiguado por el líquido amniótico, los bebés también pueden escuchar el ruido exterior. Por lo general, un feto comenzará a reconocer ciertos ruidos y responder a ellos. Aprender nuevos sonidos y acostumbrarse a ellos puede ser una parte importante del desarrollo en el útero.

Todo lo que un bebé escucha en el útero se combinará con los sonidos internos continuos del cuerpo de la madre. Por esta razón, el sonido de un corazón que late puede ser un alivio para los bebés una vez que nacen. Lo mismo puede decirse de ruido blanco, como el flujo de sangre y otros fluidos a través del cuerpo proporcionan un sonido similar.

Una mujer embarazada puede sentir a su bebé reacciona a los ruidos exteriores en el útero. Voces familiares, como los del padre o hermanos, pueden provocar que el feto se mueve alrededor. Puede ser beneficioso para los miembros de la familia y otros amigos cercanos y los proveedores de atención de hablar suavemente al bebé y, esencialmente, se presenten para el feto. También puede haber ciertos sonidos o tipo de música que hacen que el bebé reaccionar. Mientras que un niño no nacido puede no ser capaz de recoger tono exacto desde dentro de las capas protectoras del cuerpo de la madre, muchos niños hacen reconocer voces familiares una vez nacidos - en particular los de sus madres.

Aunque a menudo los médicos recomiendan que una mujer embarazada mantener la calma, no hay necesidad de restringir completamente las emociones fuertes como la ira, el miedo y la tristeza por lo que el bebé puede estar protegido contra este tipo de ruido en el útero. En general, es mejor para la salud del niño a manejar el estrés y la ansiedad en general, pero sin embargo es saludable para expresar una gama de emociones. Este tipo de variedad en el sonido puede incluso ayudar al bebé a adaptarse más rápidamente al mundo exterior.

Aunque está claro que los bebés no nacidos responden al sonido, no ha sido históricamente hay evidencia de que el ruido en el útero puede dañar la audición de un bebé. Si el bebé se vuelve particularmente activo debido a un ruido externo en voz alta, puede ser recomendable para pasar a una zona más tranquila. A menudo puede ser mejor para una mujer embarazada para evitar situaciones ruidosas por el bien de su propio nivel de estrés y el bienestar, además de la del bebé.

  • Un feto con el tiempo aprenderá a reconocer los ruidos y responder a ellos.
  • Por 23 semanas de gestación, los bebés pueden empezar a escuchar sonidos.