prucommercialre.com


¿Qué es Alostasis?

Alostasis es una teoría utilizada para explicar cómo un organismo regula sus sistemas internos. Fue desarrollado por primera vez en la década de 1980 como una alternativa a la homeostasis. La principal diferencia entre estas dos teorías es que el principio de la homeostasis supone que un organismo intenta mantener la estabilidad interna, mientras que la teoría de la alostasis establece que el organismo intenta regular sus sistemas internos de la manera que es más adaptable a la situación actual, basado en experiencias previas del organismo. Los principios de alostasis afirman que la estabilidad es menos importante que la capacidad de adaptación y que los sistemas internos no están diseñados para ser perfectamente estable.

Hay una serie de principios que definen alostasis. La primera es que los organismos han evolucionado de manera que sus sistemas internos son eficientes. Las necesidades de cada sistema se basan en la cantidad promedio que un organismos pueden metabolizar y la cantidad promedio que cada sistema necesita. Un organismo también está diseñado para ser capaz de poner más energía en un sistema dado, tal como el sistema digestivo después de comer o el sistema respiratorio mientras se ejecuta, según sea necesario.

Desde la entrada y salida promedio no siempre es posible, un organismo es capaz de hacer operaciones entre diferentes sistemas. Estas operaciones están reguladas por el cerebro del organismo, que evalúa las situaciones con el fin de determinar qué sistemas necesitan energía adicional y que se puede hacer con menos durante un tiempo. La respuesta adrenal es un ejemplo de esto. Cuando nos enfrentamos a una situación peligrosa, la glándula suprarrenal libera una hormona que provoca la respiración, el ritmo cardíaco y la presión arterial en aumento, el sistema digestivo se apague, y ciertos aspectos de la visión, como la capacidad de ver el color, a desaparecer.

Uno de los principios de alostasis, que difiere considerablemente de la homeostasis, es que un organismo utiliza la predicción a fin de ajustar la cantidad de recursos que van en cada sistema. Esta capacidad predictiva significa que un organismo dejará su estado medio de buen grado cuando se anticipa que será necesario un cambio. Un ejemplo de esto es el aumento en la cantidad de insulina en el torrente sanguíneo en previsión de comer, tal como cuando olor de los alimentos. El nivel de insulina se ajusta antes de la glucosa entra en el torrente sanguíneo, obligando al organismo a sufrir un cambio químico. Estos ajustes suponen que el organismo ha aprendido, ya sea a través de la evolución o adaptación, que serán necesarios ajustes en el futuro con el fin de permanecer en un estado de alostasis.




Artículos relacionados