prucommercialre.com


¿Qué es el entretenimiento de impuestos?

Un impuesto de entretenimiento es una tarifa que algunos gobiernos locales o regionales cobran en cualquier forma de servicio que está diseñado para proporcionar a los consumidores con las actividades de ocio. Diferentes áreas del mundo definen "entretenimiento" de maneras muy diferentes; algunas zonas turísticas recogen un impuesto entretenimiento de todos los negocios dentro del área local. En general, sin embargo, este término se aplica normalmente a actividades como las películas que asisten, carnavales o ferias, eventos deportivos, o cualquier otro evento diseñado para proporcionar placer. Impuesto sobre el entretenimiento se puede cargar al consumidor, la empresa que presta el servicio, o de forma independiente a las dos partes en ciertas regiones. Tipos impositivos de todo el mundo pueden variar entre 2 y 17% para el consumidor y el 2 y el 29% para la empresa en cuestión.

La lógica detrás de la carga de un impuesto sobre los espectáculos es simple; es una forma de que un gobierno de recaudar ingresos adicionales fuera de los ciudadanos o visitantes con ingresos prescindibles. Un acto impuesto sobre los espectáculos que normalmente se convirtió en ley cuando una región ve elevado gasto en diversas industrias. Casinos, parques de atracciones, visitas guiadas, o cualquier otra cosa que pudiera incitar al consumidor a asistir quede cubierta por este tipo de impuestos, pero algunas regiones también tienen tasas de impuestos más específicos para este tipo de empresas, así. Algunas áreas incluso pueden cobrar un impuesto de entretenimiento en burdeles o distribuidores de drogas al por menor si los servicios se consideran legales y de la demanda.

Muchas áreas del mundo son reconocidos por niveles masivos de turismo durante todo el año, y un impuesto de entretenimiento es una manera de asegurar que hay suficiente excedente de dinero para mantener las carreteras, servicios públicos y otros servicios públicos en plena forma. Las ciudades de los alrededores de Walt Disney World en Florida, por ejemplo, cobran una de tax 6% en el entretenimiento para los boletos de admisión, alojamiento, restaurantes con espectáculos en vivo, e incluso algunas tiendas al por menor. Este tipo de gravamen del entretenimiento está en la cima del impuesto sobre las ventas existentes en la zona, por lo que los costos a veces puede ser sustancial.

Algunas regiones del mundo también tienen reglas fiscales basados ​​en entretenimiento que se aplican directamente a las empresas. Los casinos en línea, por ejemplo, podrían traer a los residentes de todo el mundo. Desde un órgano de gobierno no podía gravar directamente a los ciudadanos, muchos en vez optar por cobrar un impuesto de entretenimiento en el negocio directamente. Este costo puede ser compensado por el establecimiento o se pasa a los consumidores, dependiendo de la industria.

También hay algunas regiones que permiten deducciones fiscales de entretenimiento para las personas o empresas obligadas a pagar este impuesto al completar un aspecto de su trabajo. Reunión con los clientes en un evento deportivo, por ejemplo, puede calificar como una deducción autorizada. Algunas áreas también tienen exclusiones fiscales de entretenimiento para los niños, las personas con discapacidad, recaudadores de fondos, u otras situaciones específicas en las que los costes adicionales que serían una carga injusta para los asistentes.

  • Parques de atracciones a menudo tienen que pagar un impuesto de entretenimiento.