prucommercialre.com


¿Qué es el fraude de alambre?

Fraude electrónico es un delito en el que las personas tratan de estafar a las víctimas de la propiedad con el uso de las comunicaciones electrónicas. Las personas pueden ser acusados ​​de este delito si se basan únicamente en las comunicaciones electrónicas para cometer el delito o simplemente utilizar este tipo de comunicaciones en una etapa de la delincuencia. En los Estados Unidos, fraude electrónico es un delito federal acompañado con penas severas, sobre todo si la víctima es una institución financiera.

Históricamente, muchos casos de fraude electrónico involucrados teléfono. La radio y la televisión también podrían ser utilizados como medios para fraude electrónico. Hoy en día, la mayoría de los casos se trata de Internet. La gente puede enviar el sonido, imágenes, vídeo, texto o en asociación con un intento de fraude electrónico. En todos los casos, la información proporcionada pretende engañar a la víctima a renunciar a dinero o bienes.

Las personas pueden ser defraudados en un número de maneras diferentes, que van desde mensajes de correo electrónico haciéndose pasar por amigos de transición a la competencia en los países extranjeros que necesitan asistencia para la publicidad de los productos que no existen. Fraude electrónico puede ser cometido por una sola persona o por un grupo de personas que trabajan juntos para crear un escenario más creíble. Algunos esquemas han sido extremadamente elaborado y en Internet, la gente puede aprovecharse de los adultos mayores y otras personas que no están tan familiarizados con Internet, utilizando correos electrónicos engañosos y otras comunicaciones de engañarlos.

El dinero involucrado en fraude electrónico también puede ser transferido electrónicamente. Esto no es raro, cuando dicho fraude se desarrolla íntegramente a través de Internet y la víctima proporciona acceso a una cuenta de banco o proveedor de pagos. Puesto que algunas veces resulta en fondos que se trasladaron fuera del país, puede ser difícil de recuperar los fondos y restaurarlos a la víctima.

Los gobiernos lucha contra el fraude de alambre en un número de maneras. Además de la penalización de la conducta para que las personas puedan ser procesados ​​por ello, el gobierno también investiga las actividades financieras de las señales de advertencia de cualquier tipo de fraude. Los agentes se alertaron cuando las transacciones inusualmente grandes se llevan a cabo o cuando aparecen personas lleven a cabo una actividad financiera inusual. Esta información crea una señal de alerta que puede desencadenar una investigación por fraude electrónico.

Varios gobiernos también se han involucrado en las campañas de extensión educativa que están diseñados para proporcionar información a los ciudadanos sobre fraude electrónico y cómo evitar convertirse en una víctima. Estas campañas incluyen publicaciones para los nuevos usuarios de Internet para alertarlos sobre fraudes comunes y estafas, así como campañas en asociación con los sitios web a veces utilizados con fines fraudulentos. Estos sitios publican advertencias y avisos que están diseñados para proteger a sus usuarios por alertar a la gente a situaciones potencialmente peligrosas.