prucommercialre.com


¿Qué es el síndrome del grito del gato?

Síndrome del maullido, también conocido como síndrome 5p menos o cri-du-charla, es una condición que se produce cuando una parte del cromosoma cinco está ausente. Este síndrome afecta a las características físicas de las personas que nacen con ella, por lo general les da orejas de implantación baja y los ojos muy separados. Síndrome del maullido también está relacionada con el desarrollo retrasado, bajo peso al nacer, y la poca inteligencia. Aunque la mayoría de los casos de esta enfermedad no son genéticos, la herencia del síndrome grito gato es posible. La afección se denomina así porque los niños afectados tienen un grito similar a la de un gato de la casa de.

Otros signos comunes del síndrome incluyen babeo excesivo, otras características faciales distintas e inusuales, y retraso en el habla severa. Caderas dislocadas, labio leporino y condiciones renales raras son síntomas menos comunes del síndrome grito gato. Debido a la laringe y el sistema nervioso se ven afectados, el grito del bebé o niño suena muy similar a un gato maullando. Algunos crecen fuera del característico grito agudo, aunque la mayoría mantiene el grito en la edad adulta. Los rasgos faciales inusuales y cabeza pequeña puede llegar a ser menos clara ya que el niño llega a la adolescencia y, normalmente, no es perceptible por un laico.

Este síndrome de deleción cromosómica es uno de los más comunes que afecta a los humanos. Muy a menudo, sucede al azar cuando el óvulo o el espermatozoide está formando. De vez en cuando, el síndrome grito gato se hereda de un padre que también posee algún tipo de síndrome de cromosoma. Las niñas nacen con la condición de poco más de frecuencia que los varones, y cualquier grupo étnico pueden verse afectados. Aun así, la condición no es común, aunque las pruebas genéticas pueden llevarse a cabo si un padre futuro está preocupado por la posibilidad.

No existe cura o tratamiento específico para el síndrome grito gato. Los síntomas varían, como retraso mental o problemas del habla, se pueden abordar. Muchos individuos afectados pueden nunca ser capaz de funcionar plenamente en la sociedad o el cuidado de sí mismos. Algunos, sin embargo, son capaces de captar su idioma principal lo suficientemente bien como para comunicarse verbalmente. La gravedad del síndrome grito gato depende en gran medida de cuánto y qué parte del cromosoma cinco no se encuentra.

A pesar de que el síndrome grito gato es muy poco común, numerosos grupos y organizaciones de caridad se han fundado en todo el mundo en apoyo de los afectados. Algunas organizaciones mantienen una base de datos de los miembros para mantener regularmente informados de las reuniones y los avances en relación con el síndrome. Las organizaciones benéficas suelen financiar más investigación o apoyo a las familias afectadas por el síndrome.

  • Síndrome del maullido se puede heredar de un padre que posee algún tipo de síndrome de cromosoma.