prucommercialre.com


¿Qué es el titanio en polvo?

Un metal plateado, titanio es muy valorado por su gran fuerza y ​​resistencia a la corrosión sin igual. El polvo de titanio es el resultado de procesar este metal en una variedad de maneras de producir un polvo de metal fino. Su color varía del gris al negro, y tiene las mismas propiedades que el material en su forma sólida. El polvo se utiliza ampliamente en industrias tales como el espacio y el misil, el transporte y el procesamiento químico para crear de alto rendimiento, piezas ligeras. Algunos de los procesos utilizados para transformar el polvo en partes utilizables incluyen polvo de moldeo por inyección y conformación neta láser de ingeniería.

El metal se extrae generalmente en forma de dióxido de titanio y titanio se obtiene de ella a través del proceso Kroll. Este es un método complicado y caro que eleva el precio del metal. El proceso FFC Cambridge es un método de tratamiento más nuevo que es más simple y menos intensiva en energía. Se utiliza la forma de polvo de dióxido de titanio para crear una versión más pura de titanio en la forma de una esponja o polvo. La producción de este metal en una forma más barata abre todo un nuevo abanico de posibilidades en la fabricación de piezas y estructuras de los edificios.

Por ejemplo, si fuera posible construir puentes de Titanio, no sólo sean casi indestructible, pero también pesarían menos. Además del apoyo estructural, los beneficios de polvo de titanio ser a prueba de herrumbre incluyen menores costos de mantenimiento. Piezas producidas con la ayuda de polvo de titanio tienen muchas ventajas sobre las realizadas a través de procesos tradicionales. Es fácil de hacer piezas complejas que tienen estructuras internas uniformes sin ningún tipo de defectos internos. Las partes también tienen una forma casi neta, lo que significa que la forma final de la pieza se encuentra muy cerca del diseño inicial; Esto reduce la necesidad para el acabado de superficie.

Hay muchas técnicas para producir polvo de titanio, tales como la atomización de gas, el proceso de electrodo de plasma de rotación, y el proceso de hidruro dehydride. La calidad de los polvos variar dependiendo del proceso utilizado. Por ejemplo, el polvo de titanio obtenido a través de la atomización es esférica, mientras que los polvos de hidruro de dehydride son angular. Estos polvos son luego estructuran en partes con la ayuda de técnicas como el metal o el moldeo por inyección de polvo, sinterización por láser, y rodantes de polvo directa. Laser-ingeniería conformación red, prensado isostático en caliente, y la chispa de sinterización de plasma son algunos de los otros procesos utilizados para consolidar el polvo.

Moldeo por inyección de metal se utiliza para crear múltiples pequeñas para partes de tamaño moderado en grandes números. El proceso consiste en mezclar el polvo de titanio con un aglutinante polímero. Este se introduce en un molde, y el aglutinante se elimina con la ayuda de tratamiento con calor. La desventaja aquí es que el aglutinante puede reaccionar o puede ser eliminado de manera inadecuada, lo que resulta en partes con menos de propiedades mecánicas ideales. Partes de titanio producido de esta manera no son adecuados para uso en la industria aeroespacial, pero se pueden utilizar en áreas menos críticas.

La forma más futurista de crear piezas de titanio implica el proceso de sinterización láser. El polvo de titanio se fusiona capa por capa en la parte superior de un lecho de polvo con la ayuda de un láser de alta potencia. La nueva capa se aplica en la parte superior, y el proceso continúa hasta que la parte es completa. Los muchos beneficios de este método incluyen no hay productos de desecho, sin herramientas, y una menor necesidad de acabado tradicional. Además, el proceso es casi 100% eficiente y permite que las piezas complejas para ser fabricados con gran facilidad.