prucommercialre.com


¿Qué es la descarga por Represalias?

Una descarga de represalia es una situación en la que un empleado es despedido como castigo o represalia por participar en una actividad legalmente protegido como la presentación de una demanda por discriminación, la denuncia de irregularidades sobre las actividades ilegales de la empresa, o negarse a participar en el comportamiento discriminatorio, incluso cuando las órdenes del empleador ella. Esta es una forma de despido injustificado. Las empresas que se dedican a la aprobación de la gestión de represalia pueden terminar pagando altas tarifas en daños y perjuicios a los empleados, proporcionando compensación no sólo por la pérdida de salarios sino por otras cuestiones como la angustia mental.

Con el fin de ser considerado un despido en represalia, debe existir un vínculo claro entre la actividad protegida y un disparo. Pocos empresarios son lo suficientemente imprudente afirmar abiertamente que están disparando a alguien en represalia, porque no quieren dejar a los empleados con pruebas ordenada como una carta indicando claramente que alguien está siendo despedido por presentar una reclamación contra la discriminación. Como resultado, a menudo se requiere algunas investigaciones para aprender más acerca de un disparo.

Cuando un empleado se involucra en una actividad protegida y es despedido poco después, un argumento que se trataba de un despido en represalia posible. El argumento puede ser fortalecido con la evidencia de que antes de la cocción, la compañía no parece estar preparándose para despedir al empleado, y que el disparo fue demasiado vinculado con el comportamiento que sea una coincidencia.

Las personas que sospechan que pueden haber sido víctimas de un despido en represalia pueden ponerse en contacto con un abogado. El abogado puede revisar la situación, determinar si la persona tiene un caso, y tomar medidas para ayudar a la persona cubre daños por pérdida de trabajo. Las descargas también pueden dañar la reputación de un trabajador, haciendo de esta una parte importante del caso así; un contador sometido a una descarga de represalia, por ejemplo, podría tener problemas para encontrar nuevos clientes porque la gente podría preocuparse de por qué el contador se soltó.

Disparar como castigo no es legal en la mayoría de los lugares, si un empleado está siendo despedido por presentar una reclamación por incapacidad, quejándose de acoso o discriminación, negándose a participar en actividades ilegales, o de denuncia de irregularidades. Por esta razón, las empresas tienen el cuidado de documentar situaciones en las que se ven obligadas a despedir a los empleados. En el caso de que un empleado pasa a ser disparado en la época de una actividad protegida, la empresa tiene entonces la documentación que demuestre que no tenía razones para despedir al empleado, como numerosos documentos que demuestren que un empleado se le advirtió acerca de un problema de comportamiento recurrente.

  • Los empleados pueden afrontar despido en represalia si sus cuentas de un accidente de trabajo difieren de la cuenta de la empresa.