prucommercialre.com


¿Qué es la parálisis del IV par?

Cuarta parálisis del nervio se refiere a un defecto congénito o una lesión adquirida en el cuarto par craneal, que es responsable del movimiento de los ojos. Cuando el nervio está dañado o malformado, el músculo oblicuo superior en el cráneo por detrás del ojo no puede mantenerlo alineado hacia el frente. El ojo afectado tiende a la deriva vertical, horizontal o ambos de centro, provocando visión doble que sólo puede ser aliviado por la inclinación de la cabeza hacia un lado. Los problemas de visión y conciencia de sí mismo sobre el problema puede afectar significativamente la capacidad de una persona para realizar tareas diarias normales. La cirugía por lo general se requiere para corregir el posicionamiento de los ojos y minimizar el estrés visión.

La mayoría de los casos de parálisis del IV par son el resultado de anormalidades del desarrollo en el embarazo. Las causas de la parálisis congénita no se conocen bien, y no hay conexiones claras entre la parálisis y el uso de medicación de la madre, la dieta, u otros factores ambientales. Cuando cuarto parálisis del nervio se desarrolla más tarde en la vida, es por lo general debido a una lesión en la cabeza principal después de una caída de altura o un accidente de coche de alto impacto. La condición puede ser unilateral, o confinado a un lado, o bilateral, que afecta a ambos ojos. La mayoría de los casos de parálisis del nervio cuarto tanto congénitas como adquiridas son unilaterales.

La desviación del ojo de alineación central se manifiesta en algunas personas y muy sutil en otros. Cuando el ojo no parece ser desalineado, el signo principal de cuarto parálisis del nervio es una tendencia a inclinar la cabeza hacia un lado. Un bebé o un niño pueden observar la inclinación de su cabeza para compensar la doble visión distorsionada, por ejemplo. Inclinación de la cabeza es generalmente consistente con parálisis unilateral, aunque un bebé con problemas bilaterales puede ajustar su cabeza con frecuencia para tratar de igualar la visión.

Un médico puede diagnosticar la parálisis del IV par en un bebé mediante la evaluación de la apariencia física del ojo y determinar el grado de inclinación de la cabeza. Las imágenes neurológicas y electroencefalogramas pueden tomarse como así para detectar anomalías en los músculos, nervios y otras estructuras en el cráneo. Las víctimas de accidentes son evaluados de manera similar, ya sea antes o después del tratamiento de otras lesiones. Después de confirmar un diagnóstico, un equipo de médicos y cirujanos puede discutir las opciones de tratamiento.

En la mayoría de los casos, un nervio muy dañada o disfuncional no se puede corregir. La reparación quirúrgica se centra en cambio en el ajuste de la rigidez del músculo oblicuo superior. Un cirujano puede cortar el músculo para recuperarla más abajo en el ojo para ayudar a sacar el órgano en una mejor alineación. Después de la cirugía exitosa, inclinación de la cabeza y la visión central tienden a mejorar de manera significativa.

  • El cuarto par craneal ayuda a regular el movimiento de los ojos.
  • Cada nervio craneal tiene funciones sensoriales o motrices específicas.
  • Mientras cuarto parálisis del nervio suele ser congénita, las lesiones causadas por un accidente de coche u otro accidente también puede conducir a su desarrollo.
  • Un electroencefalograma - o EEG - máquina se puede utilizar para ayudar a detectar cuarto parálisis del nervio.