prucommercialre.com


¿Qué es un agente provocador?

Un agente provocador trabaja en favor de una fuerza de policía o agencia del gobierno para alentar a los miembros de los grupos disidentes a participar en actividades ilegales o controversiales. El agente provocador puede entrar en un grupo u organización como miembro, ganando la confianza de los demás en el grupo, así como su liderazgo. Por otra parte, agentes provocadores pueden entrar en el grupo durante una manifestación pública y, o bien participar en actividades ilegales o violentas o activamente guiar a otros en dicha actividad. En ambos casos, el objetivo es dañar la imagen pública del grupo y facilitar la detención de liderazgo de grupo y los miembros con el fin de socavar la estructura del grupo.

Durante las operaciones de espionaje, el agente provocador también puede actuar como informante, haciendo su patrono sobre las actividades del grupo. Una vez que el agente establece su influencia dentro del grupo, se puede empezar a animar al grupo en un comportamiento que puede no haber considerado lo contrario. Una vez que los planes del grupo se solidifican, el gobierno puede tener pruebas suficientes para al menos cobra el liderazgo del grupo de conspiración. En los casos en que un agente provocador entra en una manifestación en proceso, ese agente puede simplemente aprovechar el calor del momento y alentar manifestantes o los manifestantes para cometer actos de vandalismo. En ambos casos, además de los problemas legales que ahora enfrenta el grupo y sus miembros, se empañó la reputación pública de la organización. El grupo también puede ser responsable por el pago de una reparación civil a las víctimas de conductas ilegales llevadas a cabo por el grupo, a veces la quiebra efectiva la organización.

Los gobiernos y las fuerzas del orden, a menudo en nombre de la seguridad nacional y la seguridad pública, son conocidos para construir organizaciones y circunstancias que pueden alentar a las personas con tendencias anti-gubernamentales o creencias políticas impopulares para revelar o declarar contra sí mismos. Una forma conocida de lograr esto es a través de una operación encubierta en la que un grupo o individuo está dirigido por personal del gobierno o de las fuerzas del orden que se les acercan con la oportunidad de cometer un acto ilegal. Operaciones de bandera falsa, en la que las fuerzas del orden / agencias gubernamentales creado organizaciones que parecen tener un motivo político de oposición, son una forma similar de espionaje. El uso de un agente provocador en estas operaciones es una forma peligrosa pero eficaz para los gobiernos para lograr su objetivo de acallar la disidencia o, en algunos casos, en realidad prevenir la violencia por un grupo con esas tendencias. Las agencias que utilizan estas tácticas deben tener cuidado, sin embargo, ya que hay el riesgo de que un juez puede gobernar sus acciones sean atrapamiento y despedir los cargos contra el liderazgo del grupo y sus miembros.

  • Un agente provocador puede suministrar espías con información secreta para ayudar a su misión.
  • Un agente provocador puede actuar como informante durante las operaciones de espionaje.
  • Un agente provocador puede animar a un grupo de manifestantes se involucran en actos de vandalismo.