prucommercialre.com


¿Qué es un análisis de las deficiencias de la calidad?

Un análisis de las deficiencias de la calidad es una técnica de gestión en el que las normas de rendimiento establecidas por el negocio se miden frente a los niveles reales de rendimiento que se están entregando. Al identificar estas brechas, las empresas pueden hacer lo que necesitan para mejorar el rendimiento. Realizar un análisis de las deficiencias de la calidad es un método eficaz de hacer el seguimiento de los muchos aspectos de un negocio, incluyendo los niveles de servicio a los clientes y la calidad del producto. Dicho análisis generalmente requiere ponerse en contacto con los clientes para obtener sus comentarios y la cuantificación de los resultados de una manera que hace que sean medibles.

Las empresas a menudo son juzgados por sus clientes, por el mercado y por la competencia. Las mejores empresas, sin embargo, también ponen gran cuidado para juzgar sus propios niveles de rendimiento. Al hacer esto, ellos pueden estar al tanto de las áreas problemáticas y centrarse en los puntos fuertes que pudieran tener. En cuanto a la identificación de las áreas de debilidad, para que puedan ser rectificados, podría haber mejor método de usar que un análisis de las deficiencias de calidad. Es una herramienta de trabajo muy útil y versátil.

La teoría simple detrás de un análisis de las deficiencias de calidad establece que toda empresa debe establecer puntos de referencia para el rendimiento en todos los aspectos de sus operaciones comerciales. Muy pocas empresas tienen cada faceta de trabajo en la parte superior de sus expectativas todo el tiempo. Como resultado, se crean espacios entre lo que una empresa quiere ofrecer y lo que es en realidad el logro. Un análisis de la brecha puede identificar estas fallas en la calidad de manera que se pueden tomar medidas para corregir los problemas más acuciantes.

Hay diferentes lagunas que puedan ser abordadas por un análisis de las deficiencias de calidad, muchos de ellos tienen que ver con cómo los clientes perciben un negocio. Un análisis de las deficiencias de servicio mide las áreas en las que una empresa no puede ofrecer un servicio óptimo a sus clientes. Por el contrario, un análisis de brecha del producto se centra en los productos actuales que se ofrecen a los clientes e independientemente de si esos productos son satisfactorios.

En muchos casos, un gráfico de la identificación de las diferentes categorías de rendimiento se utiliza en un análisis de las deficiencias de calidad. Al etiquetar ciertos niveles de rendimiento, los administradores pueden identificar mejor qué niveles se desean alcanzar. A través de la investigación de mercados, podrán averiguar lo cerca que están a esos niveles. Dando valores numéricos a los diferentes niveles permite a los administradores para presentar la información como estadísticas cuantificables. Todos estos esfuerzos van hacia la identificación de cualquier cliente descontento que podría tener con una compañía, que debe evitarse a toda costa en cualquier entorno empresarial.