prucommercialre.com


¿Qué es un Consulado?

Un consulado es el hogar y oficinas de un cónsul, un representante de un gobierno extranjero que es similar a un embajador. Cónsules ayudan a sus compatriotas en el extranjero, y pueden emitir visas y participar en otras actividades que tienen por objeto facilitar las relaciones de amistad entre sus países de origen y de acogida. Embajadores, por otro lado, son emisarios entre jefes de Estado, que trabajan para promover los acuerdos de paz y que actúan como representantes oficiales del gobierno. Un país por lo general sólo tiene una embajada en un país extranjero, normalmente se encuentra en la capital de la nación, mientras que los consulados se pueden encontrar en numerosas ciudades.

Dependiendo del país, los servicios de diferentes están disponibles en un consulado. Como mínimo, el personal consular ayudar a las personas de su país de origen cuando lo necesitan. Un consulado podría, por ejemplo, recomendar abogados locales a alguien en problemas legales, o ponerse en contacto con alguien de los familiares cuando él o ella está involucrado en un accidente. Consulados generalmente también conservan información útil en su país de acogida, tales como directorios de hoteles y servicios para cambiar moneda.

A menudo, los consulados también ofrecen servicios a los ciudadanos del país de acogida, como la concesión de visados ​​o proporcionar información acerca de sus países de origen. Esto fomenta las relaciones positivas entre los dos países. Al igual que una embajada, un consulado puede organizar fiestas y eventos para promover su país de origen, y las listas de invitados a veces puede ser tan lleno de estrellas, sobre todo en las grandes ciudades. Consulados también trabajan para promover el comercio entre los dos países, y pueden celebrar sesiones de información para atraer a las empresas a sus países de origen.

A diferencia de una embajada, un consulado no tiene el poder de negociar diplomáticamente. Los empleados consulares tampoco se ofrecen inmunidad diplomática, aunque pueden actuar tanto como embajadores de sus países. El personal de un consulado también puede mantener un ojo sobre las actividades en su país de acogida, al igual que el personal de la embajada hacen. Redes consulares pueden actuar como un gran sistema de recopilación de información informal que también puede ser utilizado como un sistema de alerta temprana, alertando a sus países de acogida para los próximos números.

Dotación de personal en un consulado varía. En algunos casos, algunos miembros del personal pueden ser ciudadanos del país de acogida, entre ellos el cónsul. Estos empleados pueden tener vínculos con el país de origen, o de un interés personal en la promoción de las buenas relaciones y el comercio. En un pequeño consulado, el personal puede ser realmente voluntarios, comprometiéndose a ayudar a la gente de la nación en casa cuando están en necesidad, a menudo por su propia cuenta, de la misma manera que los comerciantes generosos han estado ayudando a los visitantes durante siglos.

  • A diferencia de una embajada, un consulado no tiene poder para negociar diplomáticamente.
  • Consulados ofrecen servicios a los compatriotas en el extranjero.