prucommercialre.com


¿Qué es un Desalojo por Represalias?

Un desalojo de represalia es un desalojo que se produce como resultado de la desaprobación € landlordâ s del inquilino realizar acciones no prohibidas por el contrato de alquiler. Por ejemplo, el desalojo puede ocurrir en respuesta a que el inquilino de informes violaciónes de salud a una agencia local después de su comunicación a que el propietario no dio lugar a algún tipo de acción correctiva. En muchos lugares del mundo, desalojar a un inquilino para actividades de este tipo es ilegal, y puede abrir el propietario a la posibilidad de una acción legal por parte del inquilino anterior o las autoridades locales.

Es importante señalar que con el desalojo de represalia, los acontecimientos que condujeron a la orden de desalojar los locales no incluirá las actividades que están específicamente prohibidos en los términos del contrato de arrendamiento. Por ejemplo, si el contrato establece que no se permiten mascotas, y el arrendatario opta por mantener una mascota en la casa de alquiler, el propietario no tiene bases legales para exigir que el movimiento de inquilinos. Esto se debe a que el inquilino ha incumplido el contrato de arrendamiento, y no porque el dueño está tratando de tomar represalias.

Para que el desalojo se considere de represalia, el propósito de la demanda por nulidad debe basarse en las medidas adoptadas por el inquilino que no están prohibidos en los términos del contrato de alquiler. Si un inquilino optar por organizar o participar en una asociación € Tenantâ s, esto normalmente no se considera una razón legítima para desalojar al inquilino. Cómo informar de un arrendador a las autoridades locales cuando se repiten las solicitudes de mejora de las condiciones o reparar el cableado defectuoso que no está a los códigos locales se ignora tampoco sería considerado motivo de desalojo sanitarias. En caso de que un propietario participar en el desalojo de represalia en estas circunstancias, él o ella probablemente perderá todo derecho a depositar el Tenantâ € s, y también puede ser condenado a pagar multas adicionales a las autoridades locales. En algunos casos, el propietario puede ser obligado a ofrecer una compensación adicional al inquilino desplazado a fin de compensar los gastos de mudanza.

Es importante señalar que no todas las áreas tienen leyes que protegen a los inquilinos de la posibilidad de desalojo de represalia. Cuando este es el caso, los contratos de arrendamiento a menudo se hacen a mano para incluir disposiciones que otorgan terratenientes amplios poderes a la hora de determinar si un curso de acción específico es digno de desalojo. Si bien las leyes locales pueden no evitar el desalojo de represalia, hay alguna posibilidad de que un menos existen algunas leyes que proporcionan al inquilino con una ventana de tiempo después de que se sirva la orden de desalojo para eliminar voluntariamente de la vivienda, y asegurar un nuevo lugar para vivir. Por esta razón, los inquilinos siempre deben leer los términos y condiciones contenidos en el contrato de arrendamiento antes de comprometerse con el contrato de arrendamiento y la toma de posesión del espacio vital.

  • No todas las áreas tienen leyes que protegen a los inquilinos de la posibilidad de un desalojo de represalia.
  • Un desalojo de represalia se refiere a un desalojo que se produce como resultado de un inquilino participar en actividades no prohibidas por un contrato de alquiler.
  • Si el propietario se involucra en el desalojo de represalia, él puede ser obligado a pagar los gastos de mudanza.
  • Una causa justa si a menudo necesaria para desalojar a un residente.
  • Ser desalojados por informar de un propietario que no mantiene la seguridad de la propiedad de alquiler no es motivo de desalojo.