prucommercialre.com


¿Qué es un gimnasio privado?

Un gimnasio privado es cualquier gimnasio que ha restringido la afiliación o el acceso. La mayoría de las instalaciones privadas de gimnasio bien requieren una cuota de socio o alguna otra calificación para ser miembro, y no se permite al público en general a utilizar la instalación. Estos gimnasios cuentan con gran parte del mismo equipo que cualquier otro centro de fitness o gimnasio, pero el gimnasio privado pueden limitar el número de usuarios, lo que significa menos tiempo de espera y menos riesgo de daños en el equipo. Instalaciones más exclusivos gimnasios privados pueden ser instalaciones sólo por invitación, lo que significa que no se puede utilizar la instalación sin ser invitado por el propio gimnasio o por otro miembro del gimnasio.

Instalaciones privadas gimnasio tienden a ser más caros que los gimnasios públicos, sino que también ofrecen más privacidad y atención uno a uno. Los entrenadores personales suelen ser a la mano para ayudar a los usuarios a mejorar sus entrenamientos de gimnasio o participar en las clases. El equipo de la instalación se mantiene en excelentes condiciones, en parte debido a que los cargos asociados con la membresía permiten al gimnasio para mantener o reemplazar los equipos, sino también por un menor número de usuarios son propensos a utilizar el equipo, es decir, el desgaste será limitado.

Los cargos asociados con un gimnasio privado por lo general incluyen una cuota de afiliación mensual, así como una cuota de iniciación de una sola vez. Algunos gimnasios privados ofrecer descuentos o exenciones de cuotas de iniciación, pero la mayoría de los miembros privados de gimnasia tendrán que pagar algún tipo de cuota de iniciación que se destinarán a la conservación y el mantenimiento general del gimnasio, así como hacia los salarios de los distintos empleados de la gimnasio. Gimnasios más caros pueden ofrecer las comodidades que no están presentes en los gimnasios públicos, como salas privadas vestuarios, duchas privadas, servicio de masajes gratis, plazas de aparcamiento reservadas, casilleros reservados, entrenadores personales asignados, y así sucesivamente.

Los entrenadores personales también pueden abrir sus propios centros de fitness que son espacios pequeños, personales destinados a ser usados ​​por sólo una o dos personas a la vez. Estas sesiones suelen centrarse en el individuo, y el entrenador diseñarán un plan específicamente para ese usuario. La idea detrás de este tipo de gimnasios privados es proporcionar uno en un entrenamiento sin las distracciones de un gimnasio público. Estas sesiones también se llevarán a cabo en los gimnasios o centros de fitness, aunque la idea de la formación de uno-a-uno debe permanecer intacto incluso en un espacio público. El gimnasio más privada, por supuesto, es el gimnasio en casa, y algunos barrios cerrados incluso tienen baño privado específicamente para los residentes de la comunidad.

  • Gimnasios privados restringen el acceso sólo a los miembros.
  • Los clientes de los gimnasios privados suelen tener un entrenador personal asignado.
  • Algunos gimnasios privados ofrecen ducha privada y servicio de masajes gratis a los miembros.