prucommercialre.com


¿Qué es un Impuesto Lotería?

Un impuesto lotería es dinero pagado por el ganador de un premio de lotería como parte del sistema tributario. Dependiendo de la legislación local vigente, esto puede ser un impuesto específico, o simplemente un pago realizado como parte del impuesto sobre la renta. Con algunas loterías, en particular los dirigidos por agencias gubernamentales, el dinero del premio podrá ser eximido específicamente de las obligaciones fiscales. Un impuesto lotería también puede referirse a la proporción de dinero de las ventas de lotería que se toma por un gobierno bajo los términos de la concesión de licencias de funcionamiento a la lotería.

Las normas precisas sobre si un ganador de la lotería debe pagar impuestos varían de país en país y de estado a estado. Por ejemplo, en los Estados Unidos, gana la lotería se cuentan como ingresos para efectos fiscales, lo que significa que pueden atraer a los impuestos federales y estatales. En el Reino Unido, gana la lotería no son imponibles. Mientras que algunos países tienen reglas fiscales específicos para las loterías, otros simplemente lidiar con los premios en la misma forma que otras victorias de juego.

Hay varios factores que pueden hacer que el impuesto lotería extremadamente complicado. Por ejemplo, algunas loterías ofrecen ganadores de los premios mayores una elección entre una sola cantidad en efectivo y un pago anual más pequeña hecha para un número determinado de años o hasta que el ganador muere. Esto puede afectar a la situación fiscal, al igual que cualquier acuerdo mediante el cual los pagos anuales se elevan para dar cuenta de los intereses o la inflación. El tratamiento fiscal de los triunfos de la lotería por un sindicato de jugadores puede variar y puede depender de si tenían un acuerdo formal o informal.

También puede haber un impuesto de lotería en los operadores de la lotería, en dos formas diferentes. En una forma, la lotería tendrá que operar a una fórmula fija como parte de una licencia legal para operar. Esta fórmula significará un porcentaje fijo de los ingresos se destina a la compra de entradas premios, un porcentaje es retenido por los operadores, un porcentaje puede ir a un gobierno o agencia independiente para ayudar a financiar los servicios y organizaciones benéficas locales o nacionales, y un porcentaje será pagado al gobierno como un impuesto. La segunda forma es donde los operadores no están bajo tales restricciones, en cuyo caso normalmente tendrán que pagar impuestos sobre la renta corporativos en los beneficios que hacen.

El impuesto lotería término también tiene una tercera, mucho más informal, significado. La frase se utiliza a veces para referirse al concepto de que los actos de una lotería como un impuesto contra la falta de inteligencia o falta de habilidades matemáticas. Esto se debe a que, a pesar de los altos premios que se ofrecen, estadísticamente el jugador medio perderá dinero y los premios son en absoluto lo suficientemente grande como para que coincida con bastante las posibilidades reales de ganar.

  • Un ganador de la lotería normalmente tiene que pagar impuestos sobre la base de sus ganancias.
  • En los EE.UU., los premios de lotería pueden incurrir en impuestos federales y estatales.