prucommercialre.com


¿Qué es un Intercambio de Mercancías?

Un swap de productos básicos es una estrategia de inversión en el que un precio flotante se intercambia o se intercambia por un precio fijo en un plazo determinado de tiempo. Por lo general, los flujos de efectivo derivados de este enfoque se basa en el precio de los productos básicos y permanecen así durante la duración del intercambio. Mientras que cualquier producto puede ser utilizado para crear este tipo de arreglo, el petróleo es uno de los productos más comunes con los que esta estrategia particular es eficaz.

Con un intercambio de mercancías, el comprador o usuario del producto a menudo asegurar lo que se conoce como precio máximo y por una cantidad de ese producto. Este enfoque hace que sea posible a fin de fijar un buen precio por un plazo determinado, así como facilitar a los pagos del presupuesto para el vendedor. Al mismo tiempo, el comprador es capaz de recibir los pagos de la mercancía que se basa en el precio de mercado. Suponiendo que los aumentos de los precios de mercado por encima del precio fijo pagado al productor, el comprador puede obtener un importante retorno de la empresa.

El vendedor o productor también se beneficia de este tipo de arreglo. Al aceptar un precio máximo que se basa en el precio de mercado actual, el productor es capaz de obtener un rendimiento ahora que más tarde, incluso si las condiciones del mercado cambian y la demanda de ese producto debería disminuir en una fecha posterior. Esto se logra asegurando un precio fijo del comprador. Hasta cierto punto, ambas partes están cubriendo en la transacción, con cada supuesto de que la demanda de la mercancía será, al menos, permanecer constante o posiblemente incrementar y dar lugar a un movimiento al alza en el precio de mercado.

Con los productos que permanecen en la demanda de manera consistente, utilizando un intercambio de productos básicos a menudo significa que ambas partes se benefician de la disposición. Suponiendo que no hay tendencias aparentes hacia la disminución de la demanda, y no hay acontecimientos previsibles que puedan producirse durante la vigencia del swap que causaría la mercancía baje repentinamente en valor, la oportunidad para que ambas partes ganan un beneficio es alto. Por esta razón, el uso de un intercambio de productos básicos es bastante común.

Al igual que con cualquier tipo de actividad de inversión, se debe tener cuidado para mirar de cerca todos los aspectos del intercambio de los productos básicos antes de realmente hacer un compromiso. Esto significa evaluar el precio de mercado actual, la determinación del precio máximo que el comprador está dispuesto a comprometerse con, y el grado de riesgo o volatilidad que es común con este tipo de mercancía. En caso de que el comprador se sienta que el intercambio es muy probable que resulte en la obtención de la cantidad deseada de retorno, y todos los términos son agradables, hay una buena probabilidad de que el acuerdo se procederá.