prucommercialre.com


¿Qué es un reactor químico?

Un reactor químico es un dispositivo que se utiliza para contener reacciones químicas controladas. Las reacciones se llevan a cabo en el interior del reactor, en condiciones que pueden ser monitoreados y controlados por la seguridad y la eficiencia. Estos tipos de reactores se utilizan en la producción de productos químicos tales como componentes de compuestos farmacéuticos, y pueden operar en varias maneras diferentes. Una serie de empresas especializadas científicas producir reactores químicos y accesorios tales como componentes de recambio de dispositivos dañados.

Los reactores químicos pueden ser diseñados, ya sea como tanques o tuberías, dependiendo de las necesidades, y pueden variar en tamaño considerablemente. Diseños de reactores químicos pequeña mesa de trabajo están diseñados para uso en laboratorios, por ejemplo, mientras que los grandes tanques pueden ser utilizados para hacer los productos químicos a escala industrial. El diseño también incluye una variedad de características que pueden ser utilizados para controlar las condiciones en el interior del reactor.

Con un reactor químico por lotes, se añaden los componentes de la reacción en el reactor y se permite una reacción controlada a tener lugar. Cuando se termina la reacción, el lote se puede quitar y el reactor se puede preparar para otra ronda. Este tipo de reactor que funciona mejor cuando la gente necesita productos químicos en pequeña escala, como por ejemplo cuando los químicos de investigación se están preparando compuestos para la investigación farmacéutica.

Reactores químicos continuos operan de forma continua, mientras se suministran los materiales necesarios para la reacción. Estos se utilizan para crear un suministro constante de un producto químico necesario. Reactores continuos se utilizan comúnmente en la fabricación de productos químicos industriales, cuando la necesidad de un producto químico es alta y muy consistente. Estos reactores se cierran periódicamente por mantenimiento o cuando no se necesitan, en cuyo caso puede ser necesario tomar medidas especiales cuando se reinician de forma que no se verá afectada su funcionalidad.

Estos dispositivos están diseñados por ingenieros químicos que están familiarizados con las necesidades de los reactores químicos y las diversas formas en que se pueden utilizar. Para aplicaciones especiales, un ingeniero puede diseñar un reactor de encargo que se construye específicamente para el propósito, en cuyo caso el ingeniero también está involucrado en el diseño del espacio en el que se utilizará el reactor, para asegurar que se ajusta con las directrices de seguridad y para confirme que el espacio ha sido diseñado apropiadamente para acomodar el reactor químico.

Químicos emprendedores también pueden construir sus propios reactores químicos para proyectos particulares. Si bien hay algunas medidas de seguridad que se deben tomar para asegurarse de que el reactor funcione en forma segura y adecuada, los fundamentos detrás de diseño de reactores químicos suelen ser relativamente simple.