prucommercialre.com


¿Qué es una línea de avance de Crédito?

Una línea de avance del crédito (ALOC) es un tipo de línea de crédito renovable que se establece para su posible uso en el futuro. A diferencia de otros tipos de financiación, una línea de crédito por adelantado no se ha comprometido a usos específicos, por lo que es ideal como un recurso de copia de seguridad para la gestión de oportunidades financieras imprevistas o algún tipo de problemas financieros. En muchos casos, una línea de avance del crédito está garantizado con el uso de un activo apto, aunque algunos prestamistas extender una línea de crédito sin garantía a los clientes cualificados.

Uno de los principales beneficios de una línea de avance del crédito es la posibilidad de obtener dinero cuando y como sea necesario, sin necesidad de pasar por algún tipo de proceso de calificación. Por ejemplo, si un dueño de casa había establecido un ALOC y necesitaba fondos para pagar los gastos médicos después de experimentar algún tipo de accidente, esto podría ser gestionado por simplemente escribir un cheque en esa línea de crédito. Esto permite al propietario para pagar el saldo en términos que son normalmente superiores a otras formas de financiación, evitar entradas negativas en los reportes de crédito, y todavía se las arreglan para cubrir los gastos normales de la casa sin mucha dificultad.

Muchas instituciones que proporcionan una línea de avance de crédito requieren que el solicitante cumple con los criterios básicos, como una calificación crediticia que está por encima de un cierto nivel. El solicitante también debe demostrar un historial de manejo de dinero de manera responsable, y generalmente exhiben la capacidad de reembolsar los fondos prestados en contra de la línea de crédito de acuerdo con los términos y condiciones que rigen esa línea. A cambio de cumplir con estos requisitos, el solicitante aprobado recibe el acceso a la línea de crédito en cualquier momento que lo desee, y sólo paga intereses sobre el saldo de esa línea de crédito que está en uso activo al comienzo de cada período de facturación determinado. A menudo, la tasa de interés que se cobra en una línea de avance del crédito es competitivo con otras opciones de financiamiento, al tiempo que ofrece un nivel de comodidad que es difícil de igualar.

No es raro que las instituciones financieras establezcan directrices específicas para el uso de una línea de avance del crédito. Por ejemplo, el prestamista puede establecer un importe mínimo que debe ser prestado en un momento dado. Esto significa que si el titular de la línea de crédito necesita una financiación por una cantidad que es menor que el mínimo, él o ella puede optar por buscar otra fuente de financiación. Como alternativa, el propietario puede pedir prestado esa cantidad mínima, resolver cualquier obligación financiera ha surgido, y utilizar el resto para hacer un pago sobre el saldo pendiente de la línea de crédito. Suponiendo que el importe total se paga en el mismo período de facturación en el cual se tomó prestado, hay una buena probabilidad de que el propietario no tendrá que pagar ningún interés en absoluto.

  • Una línea de avance del crédito es útil es la gestión de oportunidades financieras imprevistos y contratiempos.
  • El solicitante debe demostrar un historial de manejo de dinero de manera responsable para obtener una línea de crédito por adelantado.